Viajar como Aupair!

| 7 marzo, 2016 | 1 Reply

Una forma que se ha vuelto muy popular de viajar es ser Au pair (se pronuncia “o per”), esta palabra francesa se comenzó a utilizar en el siglo XVIII cuando las familias pudientes francesas, inglesas y suizas enviaban a otros países a sus hijas a aprender otro idioma y tener un intercambio cultural. Au pair se significa “a la par o igual”.  Así viajan los jóvenes en estos momentos, llegan a ser parte de una familia, intercambiar costumbres e idioma, y por una pequeña remuneración, alojamiento y comida, se encargan de cuidar a los niños determinadas horas pactadas con la familia.

Para mí es un” gana y gana” pues a las familias les sale mucho más económico que una guardería, además que los niños están en buenas manos y en su casa, y los chicos tienen un año de intercambio en el cual pueden viajar, conocer, madurar, aprender un nuevo idioma y enfrentarse al mundo fuera de casa, pero como en casa.

  • Recuerden al buscar la agencia, que sea reconocida, que alguien se las pueda garantizar, (que no salga una trata de blancas o algo asi).
  • Tener en cuenta el país donde quieren viajar, el idioma que desean practicar pues deben llegar con bases para poderse comunicar con su familia de acogida.
  • La cercanía de su nueva casa a la escuela de idiomas, o a la ciudad más cercana, no quedar aislados de todo.
  • Todos los papeles y visas deben hacerse de forma legal, ya sea por medio de la agencia o directamente en la embajada, no pueden estar mas del tiempo estipulado, ni recibir  trabajos extras que no  sean  estipulados en el contrato.( eviten problemas con migraciòn).
  • Ustedes tienen derecho a escoger su familia y su familia a seleccionarlos, no es algo impuesto.
  • Tienen que estar pendiente de los niños, bañarlos, llevarlos al colegio, darles la cena, ayudarles con los deberes y algunas tareas de la casa básicas, como ordenar y mantener las áreas comunes en buen estado. Recuerden no son “empleadas domesticas”, pero  deben ayudarse  mutuamente  con las familias para mantener una buena convivencia. “Casa limpia, corazón contento”.
  • Los gastos de viaje y transporte  se pueden compartir con  la familia de acogida o pedir que paguen la totalidad si es posible para ellos .
  • Las horas de trabajo dependen de las estipuladas en cada país al igual que la remuneración, más o menos 30 horas por 350 euros.
  • ¡Las agencias hacen reuniones y contactan a los jóvenes de las diferentes ciudades para que se conozcan, compartan sus experiencias y salgan a pasear juntos!. Disfruten con responsabilidad el  estar  en europa, utilicen su tiempo libre para viajar y conocer,  planes cortos de fin de semana pueden convertirse en las mejores experiencias de su vida.

 

A continuación, les dejare la historia de Laura.

 

laura aupair

Mi nombre es Laura Torres, soy colombiana y actualmente vivo en Nieuwegein, Utrecht (Holanda) y ha sido toda una experiencia.  En Julio de 2014 decidí convertirme en Au pair porque quería viajar desesperadamente y esta era una buena oportunidad para practicar un idioma, aprender otros, viajar, trabajar, entre otros.  El proceso lo hice por medio de agencia en Bogotá y la verdad todo se dio muy bien y rápido pero también porque yo siempre estuve pendiente de mi proceso y realice muy rápido la entrega de los documentos que me pedían.  Inicialmente apliqué para ir a Bélgica ya que mi plan era apenas terminara el trabajo de Au pair en Septiembre de 2015 empezar a estudiar en Gente en una Universidad que ya tenía pensada. Me inscribí, entregué todo lo que me pidieron, tuve entrevista con una familia que era mitad colombiana mitad belga, me dijeron que no y después finalmente di con otra familia, el 29 de septiembre estaba viajando a Bélgica.  Llegue y fue toda una experiencia, allí cuidaba dos mellizos de 7 años, ¡la casa era increíble!

Mi trabajo allí se basaba en que yo debía ser la conductora de los niños y debía manejar una Range Rover.  Yo tenía experiencia en manejar, pero al parecer no la suficiente que ellos querían así que me toco tomar unas clases de conducción extra, pero a pesar de esto fue insuficiente, así que decidieron al mes de haber llegado, que debía buscar otra familia.  Ellos me dieron la opción de quedarme hasta que consiguiera otra familia. Fue un momento muy difícil porque tuve miedo que después de todo el tiempo y plata que había invertido luego de un mes me tuviera que regresar.  La filial de la agencia en Bélgica se encargó de ayudarme a buscar familias, pero en Bélgica es muy complicado.  Finalmente, la opción fue Holanda, los papeles estuvieron en menos de nada, pero yo podía llegar solo a finales de Enero ya que tenían otra chica con ellos todavía.

Durante este tiempo fue muy difícil vivir con la familia Belga pues  la casa estaba en construcción, mi cuarto no tenía puerta y prácticamente el baño tampoco, así que la privacidad no existía, por otro lado mi horario de trabajo era un desastre lo que hacía que mis días libres fueran muy desordenados y jamás podía planear nada ni conocer gente, sumándole la distancia a la que vivía de todo.  La verdad contaba los días para irme de la casa, finalmente llego Enero y tuve la opción de antes de llegar a la nueva casa  estar en Bruselas y disfrutar de la compañía de mis amigos.

El día de conocer a la otra familia llegó.  El padre de los niños me recogió en Bruselas y me trajo hasta Holanda.  La verdad venía con miedo de todo lo que me había pasado y con las personalidades que me había topado, pero me encontré con una gran diferencia no solo en el acento del holandés si no en la forma de ser tan diferente de ambas culturas. Mi nueva familia es una familia muy joven de 35 años con dos bebes de 2 y 3 años los cuales yo al principio tuve miedo de cuidar pues nunca en mi vida había cambiado un pañal y a decir verdad nunca en mi vida había cuidado niños antes de ser Au pair, pero todo se dio muy bien.  Son unas personas súper tranquilas, respetan mi espacio y los niños también son muy tranquilos.

Nunca en mi vida pensé ser Au pair, la verdad lo tenía como una opción muy lejana que alguna vez pudiera escoger, pero no me arrepiento para nada, aunque ha sido difícil en muchos aspectos, pues obviamente extraño a mi familia, mis amigos, mi casa, mi espacio y enfrentar la soledad a veces es un poco difícil, pero pienso que es algo que el destino me puso en frente para enseñarme muchas cosas y cada día aprendo algo nuevo.  Realmente he tenido el mejor año de mi vida pues he viajado como nunca lo había hecho, con mi familia y amigos, y aun me quedan 4 meses que pienso aprovechar al máximo pues una experiencia como esta no se repite dos veces en la vida, a pesar de que mis planes de comenzar a estudiar en Septiembre y en Bélgica se hayan aplazado sigue en pie que vine a estudiar y a mejorar mi vida profesional una vez mi proceso como Au pair termine.

A las personas que no le tienen miedo a lo que hay más allá de unas fronteras y que quieren crecer mucho como personas les recomiendo esta oportunidad.  Es un año que definitivamente jamás olvidarán.

Tags: , ,

Category: Au Pair

About the Author ()

Viajera, arquitecta, mamá, ama de casa, coach de viajes, bloggera.

Comments (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Os adrezco el compartir con todos nosotros toda esta practica información. Con estos granitos de arena hacemos màs grande la montaña Internet. Enhorabuena por este post.

    Saludos

    turismo rural en ademuz http://www.casaruralantiga.com/turismo-rural-valencia

Leave a Reply